Estimulación prenatal

La estimulación prenatal son todos los cuidados de la gestante y técnicas o actividades que podemos tomar en cuenta y realizar durante la gestación para optimizar el desarrollo psicológico, físico y emocional del bebé.

Los beneficios que lograremos con esto es aprovechar la plasticidad cerebral, es decir, entre los 6 primeros años de vida el ser humano tiene una capacidad de aprendizaje y moldeamiento cerebral mucho mayor debido a la gran cantidad de conexiones neuronales a una velocidad superior durante este período, por lo tanto, podemos aprovechar este momento del bebé para potencializar todas la áreas del desarrollo.

Los beneficios de la estimulación prenatal son: desarrollo de los sentidos, aumento de la capacidad de aprendizaje, estimulación de procesos cognitivos, estrechamiento de lazos emocionales, desarrollo de emociones en el feto, confianza en el rol de padres, desarrollo de habilidades físicas del bebé, así como ayudar en el proceso de adaptación, estado de alerta, socialización y mejoría en la lactancia después del nacimiento.

La estimulación inicia desde el momento en que la pareja decide tener un bebé. Es importante mantener una buena relación de pareja donde puedan planear esta nueva etapa en sus vidas, pues esta seguridad, amor y tranquilidad serán transmitidos al bebé durante el embarazo.

Estos sentimientos, en realidad, son sustancias químicas que se transmiten al feto por medio de la madre a través de las hormonas. Es totalmente sano experimentar diferentes sentimientos, tanto negativos como positivos, durante el embarazo, para que el feto pueda experimentarlos de igual forma y discriminar estados de ánimo. Lo único que se recomienda es que esos sentimientos negativos deben ser superados y no prolongarse largo tiempo (ejemplo, depresión), por lo que puede afectar el estado emocional del bebé incluso después de nacer.

Dado que durante el embarazo existen muchos malestares y cambios de humor en la madre, se recomienda dedicar tiempo a la relajación, la buena alimentación y el ejercicio físico, para crear endorfinas (que mejoran el estado de ánimo), oxigenar mejor nuestro cuerpo (y el del bebé), aportar los nutrientes necesarios para el buen crecimiento de tejidos y músculos del feto, así como mejorar la circulación. Esto nos beneficiará mas tarde en el parto y en la salud general de madre y su bebé.

Algunos ejercicios que podemos realizar durante el embarazo para estimular diferentes áreas del desarrollo, son los siguientes:

-Gusto: cuando la madre come diferentes condimentos el feto puede percibirlos, sobre todo si son sabores fuertes como lo picante, lo salado, lo agrio, lo dulce, lo insípido.

-Vista: pueden discriminar luz y oscuridad, o tonalidades diferentes con luz natural o linternas de colores.

-Audición: pueden discriminar sonidos, empezando por diferenciar sonidos internos (digestión, respiración, circulación, voz de la madre), de sonidos externos (voz del padre, música, ruidos, diferentes ambientes). Con la música o el canto se puede estimular el ritmo, con instrumentos musicales discriminan sonidos y los memorizan hasta asociar sonidos con objetos.

-Tacto: pueden sentir en gran medida los movimientos, caricias y temperaturas producidos sobre la barriga de la madre. Masajes con las manos o con texturas diferentes, frio y calor, o presiones diferentes como chorros de agua o gotas.

-Motricidad: se estimula el movimiento y la musculatura del bebé cuando la madre cambia de postura, se mece o hace ejercicios. También la relajación sirve para que el bebe sienta tranquilidad y descanse.

RECUERDA:

  • Los ejercicios de estimulación se realizan siempre y cuando la madre se sienta con ganas de hacerlos y de jugar con su bebé.
  • Ambos padres participan de este proyecto.
  • Pueden iniciar los ejercicios desde el momento que se enteran del embarazo.
  • Deben aprovechar un momento del día para hacer los ejercicios, creando así hábitos desde que el bebe está en la barriga, por ejemplo, leer antes de dormir, o hacer ejercicios en las mañanas.
  • No deben pensar que si lo hacen todo el día van a estimularlo más, al contrario, hay que dejar al feto descansar, y darle oportunidad de conocer como es el día a día de la madre, para tener conocimiento de cómo será la vida real fuera del vientre materno.
  • No olvides que lo más importante es brindarle amor, seguridad y comunicación.

Todos los derechos reservados 2016 (c) Tu Bambino