Actividades de Estimulación – 4 a 6 meses

Actividades para estimular el área MOTORA:

  1. Acostado boca arriba, mueve un objeto arriba y abajo, hacia los lados o en círculos, para que el bebé mueva la cabeza en diferentes direcciones.
  2. Cuando esté acostado, tómalo de las manos y levántalo hasta la posición de sentado.
  3. Levanta al bebé en posición vertical y bájalo hasta que la punta de sus pies toquen el piso, enséñale a dar pasitos.
  4. Acostado boca arriba, ayúdale a voltearse empujándolo por la cadera.
  5. Estando boca abajo muéstrale un objeto llamativo, y retíraselo un poco para que trate de estirarse o empujarse para alcanzarlo.
  6. Flexiona ambas piernas del bebé provocando tensión, luego sueltas y estiras.
  7. Estando boca arriba, agárralo de las manos y llévalo hasta la posición de pie. Puedes hacerlo también agarrándose de un tubo, y lo proteges con una mano detrás por si se cae.
  8. Estando boca abajo, ponle un juguete cerca. Sujeta sus pies para que trate de empujarse y estirarse. Déjalo jugar con el objeto después de alcanzado.
  9. Pon al bebé acostado en tus piernas y haz que intente pararse empujando sus pies con tu abdomen, mientras cantas o juegas.
  10. Cuelga objetos sobre los pies del bebé para que intente patearlos.
  11. Ofrécele objetos redondos o cilíndricos para que agarre con la palma de la mano.
  12. Déjalo sacar de su plato trozos de comida y llevárselos a la boca. Dale la cuchara para que aprenda a tomarla.
  13. Permítele que manipule objetos de diferentes pesos.
  14. Dale el chupo en la mano con el chupete hacia atrás, para que tenga que voltearlo.
  15. Muéstrale un frasco con objetos pequeños (ejemplo: uvas pasas), deja que los riegue y luego los vuelva a meter en el frasco.
  16. Dale una pelota a tu bebé, y con otra pelota tú te la vas a pasar de mano a mano para que el bebé te imite.
  17. Realiza juegos con los dedos, moviéndolos uno por uno.

PREPARACION PARA EL GATEO:

  1. Cuando tu bebé esté acostado boca abajo, empújalo de las nalgas para que logre alcanzar un objeto. O ponle presión en los pies para que trate de empujarse solo.
  2. Pon al bebé de rodillas en una escalera con un objeto en sus manos, mantén las rodillas pegadas unas con otras y al escalón.
  3. Boca abajo levanta las piernas y cola, con las manos tocando el piso, intentando que haga la carretilla (gateando solo con brazos).
  4. Balancéalo sobre un rodillo (puede ser toalla o cobija enrollada) de manera que manos y pies toquen el piso, e intente desplazarse.
  5. Boca abajo o sentado muéstrale objetos de interés para que trate de alcanzarlo estirando un brazo y apoyándose del otro.
  6. Acostado boca arriba deja que agarre tu dedo y lo levantas a la mitad para que el bebé haga un esfuerzo por llegar solo a la posición de sentado. Luego bájalo suavemente.
  7. Colócalo boca abajo con un desnivel (colocando debajo de un lado del cuerpo una cobija) para que quede levantado de un lado y trate de darse la vuelta hasta estar boca arriba. Repítelo con ambos lados del cuerpo para que aprenda a voltearse.
  8. Cuando esté sentado agárralo de las manos y balancéalo a los lados o hacia adelante/atrás para que logre equilibrio.
  9. Ponlo sentado entre unas almohadas de tal forma que quede recostado, anímalo a que logre terminar de sentarse. Presiónalo para recostarlo y llama su atención para que vuelva a su posición.
  10. Refuérzalo por lograr sentarse solo y por mantenerse en esa posición.

Actividades para estimular el área COGNITIVA:

  1. Escóndete y haz sonidos con objetos para que el bebé busque la fuente.
  2. Háblale en tonos diferentes: voz cariñosa, severa, cansada, alegre, según la ocasión lo amerite.
  3. Desde lejos, empieza a moverte hacia tu bebé con un juguete en tu mano extendida hacia él. Eventualmente el bebé tratará de estirar su mano y recibirlo.
  4. Cuéntale siempre lo que estás haciendo (cuando lo vistes, cuando te pones las joyas, cuando tomas las flores antes de olerlas, etc.)
  5. Déjalo desnudo de tal forma que pueda llevarse manos y pies a la boca.
  6. Cárgalo mirando hacia el frente para que su campo visual sea mas amplio.
  7. Frente al bebé junta y separa las manos despacio para que el bebé imite el movimiento. Puedes hacerlo abriendo y cerrando las manos.
  8. Enséñale a clasificar objetos por su forma. Muéstrale 3 cubos de diferentes tamaños, deja que los explore y luego los pones alineados y le explicas.
  9. Clasificar objetos por su uso, objetos de la cocina, prendas de vestir, etc.
  10. Dale objetos amarrados a un cordón, deja que los balancee o los tire y observe la trayectoria de la caída.
  11. Ponle una cuerda a un juguete, sin que se vea éste. Enséñale que halando la cuerda aparecerá el juguete.
  12. Enséñale secuencia de las cosas, bañarse antes de vestirse, abrir puerta y luego salir, comer y luego lavar los dientes.
  13. Dile “NO” cada vez que tengas que ponerle límites, acompañándolo del movimiento de la cabeza y la mano.

Actividades para estimular el área SENSORIAL:

Visual:

  1. Con juguetes llamativos déjalos caer y llama su atención para que mire donde quedaron.
  2. Colócale objetos cerca de su mano para que los tome y mire a ambos (objeto y mano).
  3. Esconde debajo de su cobija una parte de un juguete familiar. Pregúntale dónde está y luego muéstraselo para que aprenda a buscarlo. Después de un tiempo, puedes probar escondiendo el juguete por completo.
  4. Jugar escondidas tapándote los ojos y destaparte diciendo ¡aquí estoy!, o tapándole los ojos al bebé.
  5. Háblale mientras caminas hasta llegar a un lugar donde no te vea pero pueda escucharte. Sigues hablando y apareces de nuevo.
  6. Permítele alcanzar juguetes, dejarlos caer o recogerlos, explícale cada acción.
  7. Muéstrale como mover los juguetes (de cuerda, eléctricos) y déjalo que lo intente solo.
  8. Amárrale una cuerda a un juguete, ponle cerca la cuerda y enséñale que halándola puede acercar los juguetes.
  9. Enciende y apaga la luz. Permítele que lo haga.
  10. Haz rodar una pelota para que el bebé la siga con la mirada.
  11. Ponlo cerca de una ventana para ver pasar los carros o personas caminando.
  12. Dale un globo inflado para que observe su movimiento.
  13. Abre y cierra los ojos o boca delante del bebé, infla los cachetes, aprieta labios como dando besos, bostezar emitiendo sonidos fuertes. Tratará de imitarte aunque se confunda con las partes.

Olfativa:

  1. Incrementa el número de aromas que experimenta. Aprenderá a reconocer las cosas por sus olores.

Auditiva:

  1. Sacude un sonajero por detrás de su cabeza para que busque el sonido. Luego hazlo sonar de cada lado sin que vea el objeto.
  2. Dale para que juegue con objetos que emitan sonidos diferentes ya sean sonidos caseros, instrumentos o juguetes.
  3. Con una música o cantándole una canción, realiza movimientos que sean alusivos a la letra de la canción.
  4. Llámalo por su nombre desde un lugar que no te vea, hasta que voltee para buscarte.
  5. Enciende y apaga la radio, permítele que lo haga.
  6. Cántale canciones y muévelo al son de la músicas acentuando las subidas y bajadas de la voz. Imita voces, haciendo sonidos de animales dentro de la canción.
  7. Dale un objeto sonoro (campana, cascabel) incentívalo a moverlo y luego a golpearlo sobre una superficie.

Táctil:

  1. Acuesta al bebé en el piso con pedazos de telas de diferentes texturas, y deja que las explore.
  2. Hazle masajes con diferentes texturas (plumas, espuma, esponjas, toallas, cinta, pelotas rugosas, etc.)
  3. Ponlo a jugar en una bañera con agua, harina, frijoles, arroz, arena, cubos de espuma, pelotas, etc.
  4. Nombra cada parte del cuerpo tuyo o del bebé mientras lo toca con sus manos.
  5. Ponle cerca objetos de diferentes texturas para que explore y ensaye movimientos suaves y vigorosos.
  6. Dale objetos grandes para que los tome con ambas manos.
  7. Enséñale a disfrutar algunos contactos (cara de los papás, flores, plastilina, etc.)

Actividades para estimular el área del LENGUAJE:

  1. Recítale al bebé versos pequeños, poco complicados y de ritmo marcado.
  2. Haz que varios miembros de la familia entonen la misma canción.
  3. Refuerza repitiendo cualquier sonido que se asemeje al lenguaje español.
  4. Háblale en diferentes tonos (grave y agudo).
  5. Establece diálogos sobre cualquier actividad que realizan.
  6. Repite todos los sonidos que el bebé emite.
  7. Tápate la cara y destápate ante cualquier sonido que emita de manera articulada.
  8. Pronúnciale monosílabos, pa-ma-ba-ja, y luego combina en pares. Para aumentar el vocabulario.
  9. Señálale las cosas por su nombre completo y correctamente pronunciado.

Actividades para estimular el área SOCIAL y AFECTIVA:

  1. Coloca a tu bebé frente al espejo, muéstrale quién es mientras le dices su nombre, para que empiece a reconocerse.
  2. Haz que otras personas lo llamen por su nombre.
  3. Colócate frente al bebé y cúbrete la cara con una tela. Apenas el bebé murmure te destapas, le sonríes y le contestas. Repítelo varias veces. Aprenderá a llamarte.
  4. Provoca la risa a través de juegos.
  5. Haz ejercicios de manos como palmadas, fricción o golpeteo.
  6. Incúlcale hábitos alimenticios. Muéstrale alimentos en taza y cuchara, permite que juegue con ellos, y colócalo frente mesa-comedor a la hora de la comida familiar.
  7. Enséñale hábitos de higiene explicándole cada una de las actividades de aseo, ya sean del niño o de la madre.
  8. Acostumbra al bebé a que juegue con otras personas de manera activa.
  9. Llévalo a conocer lugares diferentes, háblale sobre lo que ve, e identifica objetos familiares.
  10. Mírate en el espejo y pídele que se identifique, o te señale. Refuerza los aciertos.
  11. Ponlo frente al espejo y llámalo por su nombre. Nombra cada una de las partes del cuerpo mientras las observa en el espejo. Para reconocerse a si mismo y aceptarse como una persona independiente.
  12. Imita las reacciones del bebé (cuando ríe, llora, bostece o haga muecas) para reforzar imitaciones faciales.

Recuerda: Dedícale tiempo a compartir y a disfrutar a tu bebé, no seas rigurosa con los ejercicios, sino mas bien hazlos de forma natural, y conociendo a tu bebé te darás cuenta cuáles ejercicios hacer y en qué momento. Trata de repetir los ejercicios varios días para que se familiaricen y puedan memorizar las habilidades que quieres estimular.

No lo abrumes con muchas actividades en un solo día, pues los bebés se cansan rápido y se sobre-estimulan, a tal punto que después pueden rechazar los juegos, o volverse inquietos y ansiosos. Y recuerda que estos ejercicios debes hacerlos en forma de juego, con el mismo amor con que bañas o alimentas a tu bebé.

 

Manual de Estimulación Temprana

Arango, López e Infante

Todos los derechos reservados 2016 (c) Tu Bambino